Saltar al contenido

Nací en Uvalde pero crecí en la localidad texana de LongView. Mi madre Kay era profesora y mi padre Jim, ya fallecido, era jugador de fútbol profesional americano y propietario de una gasolinera. Eran tiempos felices.